Inicios independentistas

La epidemia de 1833

En el verano de 1833 muchos tapatíos murieron víctimas de la primera epidemia de cólera. El número de muertos fue de 3,275 según López Cotilla (el 7.8% de la población). Mientras se enterraban hasta 150 cuerpos diarios, Guadalajara se paralizó: las iglesias y mercados permanecieron cerrados durante los días que morían más enfermos y ni el cabildo de la ciudad sesionó. Las tenerías, almidonerías y jabonerías suspendieron su elaboración mientras duró el cólera, ya que se debían tomar todas las medidas de aseo para evitar la expansión de la epidemia. La sociedad se abstuvo de celebrar festividades y otro tipo de reuniones. Todos los habitantes eran vigilados estrictamente por representantes del ayuntamiento en cuanto a aseo y limpieza de sus casas y calles. Llegaron medidas de prevención como el “abstencionismo” que provocó el descenso de los nacimientos.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>