Inicios independentistas

Juegos prohibidos

Por el año de 1823, las casas de familias ricas en Guadalajara solían ser sede de reuniones donde se organizaban partidas del juego de naipes o se jugaba a “La manilla”. Los juegos relacionados con el azar estaban prohibidos, aunque en algunos lugares, como El Mesón de San Felipe, se organizaban partidas de “Imperial” sin consentimiento de las autoridades. “La Ruleta” o “Roleta” se introdujo en Guadalajara con gran aceptación a partir del mismo año de 1823. “Por 1860 se instalaron puestos para jugar cartas, a los dados, al reloj, al imperial, a la lotería de cartones o a las tres cartitas”. En estos juegos se gozaba de la convivencia entre tapatíos quienes bromeaban y hacían versificaciones agudas durante el tiempo de juego. El inicio del siglo XX acentuó las prohibiciones: no se podía jugar en la calle, o plazas, a la rayuela, al palmo o cualquier otro juego de dados; tampoco al cubilete o la baraja.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>