Inicios independentistas

El sismo de 1818 que derrumbó las torres de Catedral

En el año de 1818, la población tapatía vio con gran miedo y sorpresa destruirse las torres de su catedral por un “muy fuerte” terremoto que, acompañado de espantosos ruidos subterráneos, se sintió a las tres y siete minutos de la mañana del 31 de mayo, cuando la ciudad descansaba de las fiestas con que el día anterior había celebrado el cumpleaños del Rey Fernando VII. Las torres eran de hermoso aspecto y recientemente construidas por el arquitecto Gutiérrez. Al derrumbarse, aunque no ocasionaron desgracia alguna, dejaron un recuerdo de espanto en los habitantes de la ciudad, que temían se viera reducida a escombros su máximo templo por nuevos temblores. Los temores no eran infundados: las torres respuestas sucumbieron a un nuevo temblor en 1849. El arquitecto Manuel Gómez Ibarra fue el encargado de edificar las torres que, hasta nuevo aviso, se levantan hoy en día en la catedral de Guadalajara.

Autor: Hugo Torres Salazar
<< Anterior Siguiente >>