Inicios independentistas

Severo Maldonado, periodista de dos caras

Severo Maldonado, nacido en un Tepic que aún era Jalisco en 1775, además de ser cura tenía fama de altanero y presuntuoso. Sin embargo, puso su muy sacerdotal, complicado y paradójico ingenio al servicio de la insurgencia de Hidalgo. Para ello ocupó la única imprenta que había en Guadalajara, a cargo de José Fructo Romero, y realizó una publicación periódica que más que noticias difundía el pensamiento independentista: El Despertador Americano. Siete veces apareció el periódico entre diciembre de 1810 y enero de 1811. El director y editor del mismo lo aprovechó para difundir sus propias tendencias políticas muy semejantes al socialismo utópico. Al resultar mal las cosas luego de la derrota de Calderón, Maldonado cambió su postura política y aceptó, a cambio de su libertad, editar otro periódico llamado El Telégrafo de Guadalajara, en el que publicó ideas totalmente contrarias a las expresadas en su Despertador insurgente, de tono realista y a favor de la monarquía. Severo Maldonado: pionero del periodismo, pero también de una actitud que no es ajena a la profesión y enmarcada en el “cambio porque los vientos cambian” inscrita al pie de las veletas.

Autor: Álvaro González de Mendoza
<< Anterior Siguiente >>