Inicios independentistas

La visita de Hidalgo

En 1810, Guadalajara contaba con 35 mil habitantes –la tercera ciudad más poblada después de la ciudad de México y Puebla. Era un prestigiado centro comercial, político y educativo de la Nueva España; disponía de un consulado, una imprenta y una universidad. Hidalgo llegó a Tlaquepaque el 26 de noviembre, donde fue recibido por los miembros del ayuntamiento de Guadalajara, el cabildo eclesiástico, la audiencia y las corporaciones civiles y eclesiásticas. Por la tarde de ese día, arribó a Guadalajara, donde la multitud lo aclamó con bandas de música y repiques de campanas. El 29 de noviembre promulgó la abolición de la esclavitud, los estancos y los tributos, publicándola el 6 de diciembre. Ante él se presentaron individuos dispuestos a insurreccionar otras regiones. Ordenó la publicación de El Despertador Americano, primer periódico insurgente, del que solamente salieron siete números, entre el 20 de diciembre de 1810 y el 17 de enero de 1811. Permaneció en Guadalajara hasta el 14 de enero de 1811, día en que se trasladó al Puente de Calderón donde combatió, y perdió, contra el ejército realista de Calleja. Ya en retirada, regresó por unas horas antes de dirigirse a Aguascalientes, cruzando el río Santiago por San Cristóbal de la Barranca.

Autor: Adolfo Ochoa
<< Anterior Siguiente >>