Inicios independentistas

Los chaquetas contra la insurgencia

Ante el avance triunfal del ejército libertador de Hidalgo, las autoridades militares, civiles y religiosas de la capital neogallega, decidieron organizarse para sofocar la insurrección. Las acciones llevadas a cabo para tal fin partieron de la formación de una Junta Superior de Gobierno, Seguridad y Defensa, cuyo principal promotor era el obispo de la diócesis, Juan Ruiz de Cabañas y Crespo, con la colaboración de elementos hispanos y mestizos adinerados a quienes el populacho designaba con el mote de chaquetas (¿tendrá que ver este mote con el término “chaquetero”, sinónimo de traidor o falso?). El mismo Cabañas promovió la formación de un regimiento que se conoció como La Cruzada, debido a que sus integrantes se agrupaban militarmente bajo un estandarte blanco, en cuyo centro se veía una cruz roja de grandes dimensiones. El grupo militar estaba formado por clérigos jóvenes y estudiantes seminaristas, sacristanes y voluntarios. No se necesita mucha perspicacia para adivinar que el resultado militar de este regimiento fue funesto. El obispo Cabañas terminó este episodio huyendo precipitadamente rumbo al Norte ante los rápidos triunfos militares del ejército insurgente.

Autor: Hugo Torres Salazar
<< Anterior Siguiente >>