Entorno y peculiaridades

El tránsito del Sol por el cenit

La posición geográfica de Guadalajara se halla al sur del Trópico de Cáncer (éste se encuentra a una latitud de 23°27’ y Guadalajara, a 20°40’), situación que le permite a esta ciudad ser escenario del paso del Sol por el cenit en dos ocasiones al año: los días 23 de mayo y 19 de julio. En esas fechas, el fenómeno astronómico se puede apreciar al mediodía observando objetos verticales que estén expuestos a los rayos solares. Descriptivamente, el Sol está en su cenit al momento en que los cuerpos no arrojan sombra. En las zonas situadas al norte del Trópico de Cáncer y al sur del Trópico de Capricornio no pasa el Sol por su cenit. El Sol llega al Trópico de Cáncer el día 21 de junio, la posición más al Norte a la que puede llegar; una vez alcanzada esa latitud máxima, comienza su regreso hacia el Sur, dando inicio al verano. Para realizar mejor la observación del Sol en su cenit, es posible construir de forma casera un instrumento denominado gnomon, consistente en un poste o varilla, el cual debe colocarse lo más vertical posible. Chichén Itzá, en Yucatán, está a la misma latitud de Guadalajara.  

Autor: Adolfo Ochoa
Siguiente >>