Índice

Entorno y peculiaridades

El tránsito del Sol por el cenit
Vulcanismo latente
Evolución demográfica
Nomenclatura
La Perla de Occidente y otros epítetos
De arquidiócesis, catedrales y obispos
Los tapatíos y el calor
El blanco de Chapala
Pelícanos borregones
az

Los inicios

Origen de la palabra Guadalajara
El mar Chapálico
Santiago mataindios
Beatriz Hernández y la batalla de Tlacotlán
El escudo de armas de Guadalajara
Ascenso y caída de El Sol, Pedro de Alvarado
La bravura de Tonalán
¡El Rey es mi gallo!
San Miguel: patrón espiritual
El Paseo del Pendón Real
Infancia es destino... también para las ciudades
Mejor tapatío que guadalajarense
Obispado para la Nueva Galicia
La Real Audiencia: de Compostela a Guadalajara
Primer hospital
Una catedral para Guadalajara
Águilas y Manila
El obispo Mendiola y el impulso a la educación
La Pacificadora de Zapopan
Cuicos cantadores
Procesiones de Semana Santa

Época virreinal

Las garitas de la ciudad
Doce puentes
Los trabajos del agua
Las mujeres al carruaje
Orígenes del jarabe tapatío
Zapopan y la virgen
La Peregrina
Educación para la mujer
Japoneses tapatíos
Obispo de armas tomar
El perro de los dominicos
Regidor ¡de toros!
El pintor Bartolomé Esteban Murillo
Actos luctuosos
La Puente Grande
Francisco Javier Gamboa, precursor libertario
Capilla guadalupana
Salvatierra excepcional
Colegio de niñas
Al pan, pan
Las tormentas
Generala minúscula
Del náhuatl al castellano
La campanita del correo
Teatro ambulante
El Portal Quemado de Zapopan
Por fin, agua para la ciudad
Los fuegos artificiales
Orando hasta el final
Oblatos: los ofrecidos
La llegada del obispo Alcalde
La primera universidad de la ciudad
Procesiones religiosas
Incendios
Fundación del Santuario
Fiestas guadalupanas
Un obispo envenenado
Los cuicos y un palacio de 140 años de construcción
Primera escuela pública
¿Cuál Guadalajara?
Rayos, centellas y demás
Culto a las imágenes
Hoy ilustres, antes relapsos
¡No rompían ni un plato!
Longevidad de los tapatíos
El colegio más antiguo en funciones
El Coliseo de la Comedia
Reglamento teatral
La imprenta
Mariano Valdés, impresor
Diligencia México-Guadalajara
Obispo Cabañas
Ópera
Arrieros
Temperamento de los tapatíos y tapatías
Basura y cencerro
El poder de la Iglesia
Reducción de fiestas
La fiesta brava
Hospicio Cabañas
Primeras letras
La primera vacuna
Pepa y Chana
Cañerías

Inicios independentistas

La ciudad del siglo XIX
Primera insurrección del nuevo siglo XIX
Destacado ingeniero de minas
La virgen del Rayo
José Fructo y los periódicos
José Antonio El Amo Torres
Los chaquetas contra la insurgencia
Llegada de Hidalgo libertador
La visita de Hidalgo
La Fernandita
Homenajes a Hidalgo
La abolición de la esclavitud
El primer periódico
Clemente Aguirre Ayala, compositor
Severo Maldonado, periodista de dos caras
Hermosillo
Corrección historiográfica de la batalla de Calderón
El Anglo Fletcher
El sismo de 1818 que derrumbó las torres de Catedral
Corridas de toros
Publicaciones oficiales del siglo XIX
Primera revista: La Estrella Polar
Breve columna imperial
Juegos prohibidos
Los coloquios
Muerte del obispo Cabañas
Prisciliano Sánchez Padilla
Pierre Lissaute, testarudo francés
La epidemia de 1833
El cólera y la vieja central camionera
El camposanto de la capirotada
López Cotilla y el sistema lancasteriano de educación
Mascarilla mortuoria de Napoleón
Venganza post mortem contra Prisciliano Sánchez
Seminaristas traviesos
La biblioteca de Crisóstomo
Labor de Manuel López Cotilla
Castigos severos para los escolares
El misterioso, novela
José María Narváez: navegante excepcional
El doctor Pablo Gutiérrez
Sociedad médica y gaceta científica
La fábrica textil Atemajac
Penitenciaría de Escobedo
Incendios en la Plaza de Armas
La jericalla tiene su ciencia
Mariano Otero
La Esperanza, sociedad literaria
El cólera chico
Las torres definitivas de la catedral
La banda de Los Encuerados
Lecciones de farmacología, del doctor Leonardo Oliva
Predecesores del Teatro Degollado
El bolero El adiós de Alfredo Carrasco y la lejana Zapopan

Inicia la modernidad

La construcción de “un teatro digno”
“La guerra es un azar”
Carbonario hermano Garibaldi
¡Los valientes no asesinan!
Dinero enterrado
Explosión en Palacio
Gonzalo Curiel Barba, compositor
De diarios, rumores y chivos expiatorios
Pompeyazo y Degollado
Capilla del Palacio de Gobierno
Periodismo en tiempos de guerra
Libros como trincheras
Salmonelosis en el sitio de Guadalajara
Un conservador ahorcado
Epitafio de López Cotilla
El mural de la bóveda del Degollado
El Paseo de las Retretas
Jacobo Gálvez y la primera fotografía
Dormitorio sin mezquites
Viajes en diligencia
Clemente Ramírez: especialista en misivas
Vicisitudes de La Diosa de la Fortuna
La escuela de artes y oficios
La carretera Guadalajara-Chapala
Ángela Peralta inaugura el Teatro Degollado
Escándalo político en el Degollado
Cursi y romántico
Telegrafía en Jalisco
Tarifas del telégrafo
Adiós mamá Carlota
Clemencia, de Altamirano
Fotógrafos pioneros
Fábrica de cerveza
La Biblioteca Pública del Estado
Cenobio el tequilero
Los volcanes Ceboruco y Colima
Tranvías a Tlaquepaque
Descubrimiento geológico en Ameca
Iluminación de aceite y gas –y las fases de la luna
Dionisio Rodríguez: impresor y filántropo
Bienvenido sonido: la llegada del fonógrafo
Lázaro Pérez, pionero de la meteorología
Envases modernos
El águila del Teatro Degollado
Portales ensangrentados
Las Fábricas de Francia
Los catorce puentes
Antes de la electricidad
Precios de productos agrícolas
Hoteles cómodos
Revistas de modas
Coches de alquiler
Nevada en Guadalajara
La Marcha fúnebre de Chopin
De relojes
Otra muestra de la rivalidad México-Guadalajara
Llegó la luz
La República Literaria
Luz eléctrica en el Degollado
Se impone el pantalón
Ramón Corona, gobernador
Pantaleón Panduro, alfarero
Llega el tren a Guadalajara
Industria sericícola
El polisón
La Cámara de Comercio
El asesinato de Ramón Corona
Como bomba
El Doctor Atl testigo de un magnicidio
Mariano Bárcena: talabartero, científico y gobernador
Los Atl colors
El Salto de Juanacatlán
Bancos en Guadalajara
El templo de Nuestra Señora del Refugio
Funeral de El Barón Ornelas
Adoquín de madera
Jardín Hidalgo
Baños públicos
Biciclo
Escuela Normal
El puente colgante de Arcediano
El Ingeniero Salvador Collado
Un poeta: Manuel M. González
Los cócoras
El nuevo panteón de Mezquitán
Primera carroza fúnebre
Porfirio Díaz de visita
Ireneo Paz
Abolidas, las corridas de toros
Promotor de la salud infantil
El Paseo de San Francisco
La nota de sociales en verso
Primera película filmada en Guadalajara
Fábrica de velas de estearina
Precio según la elocuencia
Colomos era un bosque talado
José Cuervo afortunado

El siglo que nos obligó a crecer

Patria y águila de luces
Tres compañías de luz
El crimen del Padre Amado
Carlos Mongrand, exhibidor de cine
Jardín de la Gaceta o La Pila de los Burros
El último gobernador porfirista
Primeros automóviles
Pavimento y chapopote
Gloria y tragedia del capitán Azzalí
Cines Verdi, Rojo y Verde
Jorge Stahl, cineasta
San Cristobalazo y San Cristobalito
Pastorelas tapatías
La Fuente de los Compadres
Higinio Ruvalcaba, el violinista prodigio
La avenida Lafayette
El corset
Tranvías
Curiosa delimitación de Guadalajara
La huerta de La Trinidad
José Castañeda, precursor del cine sonoro
Cácaro
Kiosco francés
Esculturas de Nueva York
Espectáculos de magia
Bernardo Reyes
El servicio postal
La Casa de los Abanicos
Ocio
Guadalajara en “decadencia mortal”
Primer Club Antireeleccionista
Madero de visita
Deportes
Palacio de las Vacas
Caballos sin boleto
Feas estatuillas de barro
Historia particular de Jalisco, de Luis Pérez Verdía
José López Portillo y Rojas
Enrique González Martínez
Centro Bohemio
Temblores
Escuelas constitucionalistas
Nuevo reloj en Catedral
Célebre balazo
La Santa Seña
Pancho Villa en Guadalajara
Fray José Mojica, tenor jalisciense
Oratoria convincente de Villa
Un tal Jerules
Jalisco nunca pierde
Carranza de visita
Fundación del club Atlas
Al aire libre
Los Wichita a Chapala
El Informador
Porfirio Barba Jacob en Guadalajara
Imagen de La Asunción en Catedral
Los “peligros” del cine
Muere Don Ferruco
Museo Regional
Diario de un profesor
Las calles
Publicaciones post revolucionarias
Jarabe tapatío
Mariachi Vargas
Valle Inclán y las “cinturas de avispa”
José Antonio Zorrilla Monis y Gabriel Ruiz Galindo
El tiempo de los clubes
Bares en los años veinte
Calandrias
Ya merito
Un gigante tapatío
El gobernador Zuno, preso
Benavente y Polidor
Rubén Fuentes Gasson y el mariachi sinfónico
Cronistas de cine
Campos aéreos
Agua Azul
Fracaso de línea ferrocarrilera
La muerte del Panteón de Los Ángeles
Palos Sauza, radiales
¿Quién cerró los templos?
El arzobispo Francisco Orozco y Jiménez
El Mercurio
Infancia de Juan Soriano
El apellido Rulfo
Ulises en la revista Bandera de provincias
Lulú y el Teatro Obrero
El cine sonoro llega a Guadalajara
Juan Soriano, artista
El padre de la educación física
Alfredo R. Placencia, poeta y sacerdote
María Félix y el carnaval
Combate de flores
Los camioneros Surumatos
Primer estadio
Convites
Extranjeros Ojos Tapatíos
Los abonos de Toña La Negra
De cómo el Dr. R. Michel llegó a tener su calle
Los zapatistas, el jarabe tapatío de Ana Pavlova y la muerte del catrín José de Jesús Martínez
A Palillo le disgustaba la escuela
Primera doctora
Pelo en la oreja
Federico Tito Guízar, y la invención del charro cantor
Jesús Chucho Reyes, esteta
Don Pífano el librero
El Frente de Estudiantes Socialistas de Occidente
El Fusto González
Universidad Autónoma de Guadalajara
El nuevo Teatro Obrero
Revistas femeninas
El público en el cine
El Teatro Principal desaparece
Clausura de los salones de baile
Facultad Obrera
La obra de Orozco en Guadalajara
Muerte de Enrique Díaz de León
Apuntes circenses
Los Arcos de Vallarta
Santa Tere bajo el padre Romo
Los niños son Todos los Santos
José Trinidad Laris, importante regionalista
Cinco ediciones de Constanza
Romeo y Julieta locales
Bésame mucho
Empresas familiares
Clases sociales
Rulfo y sus pininos en el cine
El birote
Pepe Guízar
Actividades recreativas
Clasificación rigurosa
Monumento sin bandera
El tutú en Guadalajara
La hazaña del ingeniero Matute
Mathías Goeritz, artista
Monigote de arte abstracto
La colonia Moderna
Cantina La Fuente
Palacio para el Ayuntamiento
Incendio del Cine Alameda
¿Oyes ladrar?
Pininos de Vicente Leñero
Autopsias
Iglesia de la Luz del Mundo
Emmanuel Carballo
De compras
Primer anuncio espectacular
Parque Morelos
Avitia: El Padre Eterno
Ignacio Díaz Morales, arquitecto y educador
Agustín Yáñez
Yáñez y Arreola en Ciudad Guzmán
Tlaquepaque
El Cerro del Cuatro
Televisión independiente
El mercado de San Juan de Dios
La Torta Ahogada
Jícamas por metro
Los Gibson Boys, pioneros locales del rock
Declive del parque Agua Azul
Chapala
El mal del Jamaicón
Accidente aéreo
Pepe Dinamita
José Mariano Garibi Rivera, cardenal
Arrastrarse, ¿eso es danza?
Bailarines de origen chambelán
Laboratorios Julio
Origen del Clásico Chivas-América
Bosque Santa Edwiges
El estadio Jalisco
1960: un censo memorable
La tele tardía
Sazón televisivo
Parque Alcalde
María Grever, compositora
Elías Nandino
Club Loyola
La zona francesa del Panteón de Mezquitán
Emotiva visita del Mariscal Tito
Los Monstruos
El tapatío un millón
La plaza Juárez
Tragedia en la plaza de toros
Breve vida de El País de Magusín
Derrotero del Hospital del Carmen
El deporte en Guadalajara
El iteso
Plaza del Sol
Feria Municipal del Libro
rooterror

Se acaba el XX

Eclipse de Sol
Traducciones de risa loca
Las cabinas de Wagner
El grupo musical La Revolución de Emiliano Zapata
Guachimontones
Gabriel Ruiz Galindo, Amor, Amor, Amor
Rock en estéreo
Discurso de Salvador Allende en la Universidad de Guadalajara
Un charro percudido
Ravi Shankar de visita
Calzado Canadá
Pollo a la Valentina
Los hombres de danza
Rock en el Auditorio del Estado
Plaza Patria
El Lucifer
Cáritas de Guadalajara
Ojo de caballo
El bosque del Centinela
Luis Barragán, arquitecto
Visiones de un mico
Marlboro
El cantante Larry
Tukitronics
A prueba de tontos
Barrios antiguos en retrospectiva
Trayectoria de la Casa de los Abanicos
Clavigero en Chapalita
Ser tapatío en los setenta
Teatro en El Anglo
Con ‘J’ de Jazz
Juan Pablo II de visita
Un rey en el Degollado
Preludio para Cornelio
Demolición universitaria
Revista radiofónica pionera
La revista Varia
Músico monero
El corazón de Marcos
Música medieval
Tumba de tiro
Imberbe baterista (Maná)
Botellazos en La Puerta
Kraeppelin en la galería Magritte
Rock progresivo
Triatlón de fin de siglo
Nombres raros
A contracorriente
Ars Antiqua y su mecenas
Nuevo foro para el arte
Periquetes
Perdidos en el Iztaccíhuatl
Cuarto menguante
La Muestra de Cine Mexicano
La duda mata
Expo Guadalajara
Martha Cerda y la escuela de escritores
Aventura cinematográfica
El nuevo zoológico
Luis Barragán, premio Pritzker
El Personal
Fernández y Mishima
Nosotros somos los marranos
Lola Lince
Tren ligero
Efímera compañía
Mujeres en Stereo Soul
Mano Negra en el Roxy
Desde Italia
Primera hidroeléctrica de aguas negras
Equipales
Las explosiones del 22 de abril de 1992
Pitaya radiofónica
La voz de Villoro
La Casa de los Perros
Un descendiente del guerrillero Pedro Zamora
Acervo bibliográfico
La líbido bailará

Todavía somos así

Francachela
Las muelas caídas de San Isidro
Un malandro
Ballet: nadie es profeta en su tierra
Una carta audiovisual para la ciudad
De Betini a Roberto
Epicentro techno
Falsos pianos de cola
Vía Recreativa
La Plaza Tapatía
Danza croata
La tercera edad en el siglo XXI
Escultura cívica y arte urbano
Un físico que emigró
Una mujer hizo luz
La contribución tapatía al Vaticano
Colección arqueológica
Tsunami en La Manzanilla
Café Treve
Pneumático
Homenaje a Carballo
Guanatos
Dile que la amo :((